X
Menu
X
Me compré una capturadora, aquí mi primer Gameplay.

Hace algunos meses he hecho de nuevo el jugar XBOX unos de mis pasatiempos, así que pensé ¿Qué tan difícil será hacer gameplays? Pues realmente no lo es, si tienes exceso de tiempo jaja.

Aquí les comparto mi primer Gameplay de Minecraft para XBOX 360 (Aun no me compraré la ONE ya que tengo muchos juegos por terminar.
(más…)

¿Cómo caerle mal a mucha gente?

No soy el autor del siguiente articulo, pero he querido compartirlo. Por cierto lo he visto antes en el blog de Daniel Granatta.

Yo le caigo mal a muchas personas.

Está bien. No pasa nada. No lo tomo personal.

Probablemente mi cara, mi redacción, mis valores, mi visión, mis proyectos, mis ideas, mi pasado, mi formación o mi sola existencia física en este planeta les provocan esa reacción.

La gente a la que le caigo mal me hace un gran favor: se filtra a sí misma. Ellos no me van a buscar, no me van a llamar por teléfono, no me van a felicitar, no me van a enviar un mensaje, no me van a caer de sorpresa en mi departamento ni me van a hacer plática por WhatsApp. Se están filtrando gratuitamente para mí. Al admitir abiertamente que les caigo mal me están diciendo que no estamos en la misma sintonía y que no podemos asociarnos, trabajar juntos, platicar o hacer cosas. Genial.

Las personas a las que no les caigo bien son honestas.

¿Quieres un tip valioso y trascendental? Esa necesidad de querer caerle bien a todo el mundo sólo nos retrasa de lo que deberían ser nuestros objetivos más elevados.

Toma dos personas al azar – las que quieras, donde quieras – y pregúntales cómo les cae el Papa, Obama, Peña Nieto, Bill Gates, Brad Pitt, Lola La Trailera y tú. Para todos van a tener una opinión. En algunos casos más informada que en otros. En todos subjetiva.

La gente que nos cae mal usualmente representa algo de nosotros que no queremos ver. La gente que nos cae mal revela algo de nosotros que nos da miedo exponer. La gente que nos cae mal tiene cosas que no tenemos. La gente que nos cae mal hace cosas que a nosotros nos dan pena o miedo. Son – en una palabra – espejos.

La meta nunca debe ser caerle bien a la gente.

Por querer caer bien, por querer generar en todos una impresión positiva, terminamos limitándonos constantemente.

Hace unos días platicaba con uno de mis amigos más cercanos. Me preguntó si no sentía una responsabilidad grande al escribir en contra del sistema escolar dado que podía haber personas con un criterio débil que tomasen mis palabras de forma literal. Le dije que yo veo mi trabajo como divulgación de ideas, divulgación de las cosas que voy descubriendo. Verás, yo no veo que todos los pinches compositores dramáticos que escriben sus melodías de dolor, ruptura, nostalgia y demás anden preocupados por cómo el público va a tomar la vida después de escuchar su obra.

Sus fans van a aplaudir y cantarlas a todo pulmón.

Sus detractores vamos a decir que es puro pinche ruido y drama el que están agregando al mundo.

Pero el compositor siente una necesidad de crear y compartir. Esa es su función. Es la nuestra procesar – si queremos – su arte y asignarle un valor emocional y económico.

Lo mismo pasa con mis artículos. Mi función – mi necesidad personal innata – es crear y compartir. Algunas cosas las vas a cantar y otras no. O tal vez vas a odiar todo. O tal vez lo contrario. Pero el punto es que cada quien cumple un paso en este proceso llamado vida. Unos crean. Otros consumen. Unos critican. Otros aplauden. Si – en el caso hipotético que mi amigo expuso – yo escribo que la escuela es esto y aquello y un chico sin mucho criterio decide adoptar mis palabras para ser flojo y desobligado, no lo veré como mi culpa.

Alguien permitió que ese chico llegase a ser así.

Ese no fui yo.

Y por otro lado, yo no estoy en contra de aprender. No estoy en contra de la experiencia universitaria. No estoy en contra de exponernos a nuevos conceptos, a maravillarnos con ideas. Estoy en contra de limitar nuestra mente. Tengo docenas de artículos donde hablo de lo que pienso y comparto autores y libros para ampliar la visión al respecto. Si el chico decide basar su nueva – y tonta – filosofía de vida en dos líneas que escribí en lugar de tomarse la molestia de acceder holísticamente al asunto, caray, es como el que se suicida después de pasar dos horas escuchando a Franco De Vita, Alejandra Guzmán y José José: lo hace porque quiere. La música de Franco, Alejandra y José es una mera excusa.

Si por no querer irritar la filosofía de vida personal de alguno de mis lectores yo atenuase mis artículos, terminaría escribiendo de la forma promedio en que todo el mundo se expresa: con cuidado para no causar olas, con miedo para no ofender a nadie.

No. No busco hacer olas. Pero tampoco busco la tranquilidad mental de cada una de las personas que se exponen a mis líneas. Simplemente busco ser lo más honesto posible conmigo mismo.

No. No busco ofender a nadie. Pero tampoco busco estar en buenos términos todo el tiempo con todo el mundo.

¿Cómo caerle mal a mucha gente? Haciendo todo el tiempo lo que sabes que tienes que hacer sin preocuparte por nada más.

Eso es lo que hago.

No sé. Me gusta. No creo que sea algo malo. Te invito a que lo intentes.

Que estés aquí, acompañándome con buena vibra mientras hago lo que tengo que hacer, me alegra, me da gusto.

Hace que me caigas muy bien, querida lectora.

Hoy un abrazo especial. Acaba de nacer Leo, mi nuevo sobrino y ando muy contento.

¿Cómo caerle mal a las personas? por Aaron Benitez

Los mejores expertos digitales en México por Alianzo

¿Quiénes son los mejores expertos digitales en México? El equipo de Alianzo se ha dado a la tarea de realizar un ranking de los que han sido considerados los mejores expertos digitales mexicanos, al menos los mejor posicionados.

Es probable que si no te encuentras muy familiarizado en el tema digital, te preguntaras ¿Qué es Alianzo? Pues digamos que es una web que hace ranks de marcas en social media, además de compartir contenido súper interesante en su blog.

Hace unos días he querido escribir acerca de Alianzo, y la realización del ranking de expertos en social media de España. Antes de que eso sucediera, el día de hoy he despertado muy temprano a leer mi feed de noticias, desayunando me encuentro con la realización del mismo Rank para México, cual fuera mi sorpresa que he aparecido en él y en la posición número 7 hasta el día de hoy 26 de marzo del 2015. (Espero que con el tiempo pueda mejorar o empeorar, todo depende de mi trabajo).

Somos más de 50 profesionales digitales los que aparecemos en este ranking, de los cuales la mayoría he logrado identificar por su trabajo y esfuerzo durante los últimos 10 años aproximadamente.

No dicho por mí, sino por Alianzo Rank. Los primeros diez personajes mejor posicionados por influencia somos:

Ranking

Por si quieren leer la nota completa pueden acceder en el siguiente enlace: “Las estrellas del community management en México”. Para que quede muy claro menciona Alianzo “Este ranking está vivo, pueden cambiar las posiciones en función del trabajo de los profesionales que lo forman y sobre todo puede seguir creciendo”.

Al final Alianzo hace una invitación a todos los expertos digitales a registrarse y rankear con todos. Por cierto, aprovecho para felicitar al buen Jorge Avila que sigue estando en el primer lugar de los expertos de Social Media en México.

¿Las redes sociales me ayudan a vender?

Muchas personas se formulan la pregunta ¿las redes sociales venden? Si bien es cierto que son un canal para generar conexiones con los usuarios, precisamente no están diseñadas para ser nuestra principal fuerza de venta. Algunos clientes dirán “mi tía, prima o sobrina está vendiendo productos y le va muy bien”. No se descarta la posibilidad de que productos artesanales, de belleza y de rápido consumo logren tener un retorno factible de una mínima inversión en medios digitales.

Por otro lado, a las grandes empresas no les basta crear campañas de medios digitales, pautar algunos anuncios en Facebook y esperar que se generen conversiones, hace falta crear un plan, un embudo de marketing que pueda ser desarrollado y que funcione después de varios intentos y pruebas. Además de tener especialistas en el área de ventas que puedan negociar buenos acuerdos.

Algunos emprendedores en la desesperación apuestan directamente a las redes sociales y ven perder su inversión esperando que los “likes” o seguidores se conviertan en clientes. ¿Cuánto me cuesta un “like”? se preguntan muchos, pensemos ¿Cuánto le ha costado a Nike ser identificado por su logotipo? o ¿Cuánto le costó a Coca-Cola ser felicidad? son datos que si bien con una pequeñita suma, resta y división lograremos sacar el ROI y decirle a cada cliente “cada seguidor le ha costado $0.05 centavos de dólar. Pero al final de cuenta nunca sabremos qué impacto secuencial nos traerá que ese cliente siguiera a nuestra marca.

“Una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa”

Las redes sociales son un medio de interacción con los usuarios, una herramienta de servicio al cliente de bajo costo, una puerta a conocer un poco más de la empresa. ¿Ya han leído del marketing 3.0? Tal vez lo han leído más que yo y conocerán más al buen Philip Kotler que yo, pues hace unos meses ha sacado otro libro, que trata precisamente de lo que ya veníamos hablando algunos años atrás, pero nuestro guía del marketing nos ha mostrado en sencillas observaciones las diferencias y evolución del marketing.

Hablamos que hoy en día el marketing se trata de influenciar a los consumidores, establecer acercamientos y las redes sociales cumplen esta función. Resolviendo la duda que nos hemos formulado. Las redes sociales no venden directamente, pero cumplen la función de crear conciencia por emociones.

¿Qué opinas venden o no venden?

La triste historia de los #Pepsilindros desaparecidos.

En México nunca supimos más de los pepsilindros y su extraña desaparición. Existían historias relacionadas al triangulo de las bermudas y material de exportación desde China.

Hoy, por fin sabemos a donde fueron a parar.

Evita errores al compartir contenido en LinkedIn y Twitter

LinkedIn y Twitter son dos plataformas muy poderosas para la búsqueda de trabajo. Sin embargo, mucha gente tiende a cometer errores que termina afectando significativamente la imagen que damos de nosotros en la red.

Presta atención a estos tres puntos y mira si no estás cometiendo alguno de los siguientes errores:

1 – Envías contenido irrelevante a grupos de LinkedIn

De seguro has entrado a muchos grupos en LinkedIn y has descubierto que el 80% de las cosas que suceden allí se deben a contenido que otros usuarios dejan. Algunos son interesante y aportan valor, otros, directamente, es un refrito de otro tema o de algo que ya conocemos desde hace bastante tiempo.

No seas ese tipo de usuario. Ese tipo de persona no da buena imagen a las otras, otras personas podrían significar el próximo cliente.

En vez de eso, intenta participar más en las otras publicaciones del grupo, anímate a dejar preguntas específicas. Que la interacción sea mucho más natural y no tan automatizada.

2 – Envías invitaciones genéricas en LinkedIn

Otra cosa muy común es esa costumbre que tiene algunas personas de enviar invitaciones a cualquiera que tenga más o menos los mismos intereses que uno. LinkedIn es una red social para armar contactos, sí, pero también es importante mantener una profesionalidad en las cosas que se realiza.

En vez de eso, intenta buscar personas que vayan acorde a lo que tu estas buscando, y cuando le envías un mensaje, comenta bien porqué los elegiste, para qué le mandas mensaje, y tus datos de contacto.

Esto hará que quedes como una persona mucho más detallista y profesional, algo muy valorado hoy en día.

3 – Sólo envías mensajes en Twitter

Hay muchos usuarios en Twitter en donde su estrategia de ventas se basa en solo enviar mensajes en su perfil. Como si estuvieran gritando.

Para llevarlo a un caso práctico, uno en una fiesta si habla y habla al principio no puede quedar mal, hasta te puede hacer parecer interesante. Sin embargo, si constantemente estás haciendo esto y no te das tiempo para escuchar la opinión de otros es obvio que la gente se terminará alejando de ti.

Tenemos que evitar a toda costa ser este tipo de usuario, porque la mayoría de sus seguidores son personas que hacen lo mismo y que no participan mucho en las conversaciones.

 

Recuerda que el contenido que compartas debe ser social, en algunos casos es importante mostrar el lado humano o la vida que se desarrolla detras de la marca. Lo anterior refuerza la credibilidad de la marca.