Muchos servicios de alojamiento web ofrece este tipo de servicio como una alternativa barata para bloggers y dueños de pequeños negocios. Y el hecho de que sea barato no quiere decir que sea malo, sino que de un solo IP pueden salir webs de todos lados, pero tú no lo vas a notar porque cada espacio del alojamiento es privado para cada uno.

Dicho esto, empresas de alojamiento pueden ofrecer este servicio a bajo coste porque de una sola computadora derivan a 20 o más usuarios. Entonces para nosotros, termina saliendo 10 dólares por mes (el más caro, y en comparación a 100 o 200 que podemos pagar para un alojamiento privado).

A modo de información, comentamos 4 razones por las cuales elegir un alojamiento compartido:

  1. Bajo costo: Como comentamos al principio, el alojamiento compartido más caro puede ser de solo 10 dólares por mes, y el servicio es excelente. Y luego podemos encontrar otros de 3.99 dólares por mes. En resumen, el precio es muy bajo y accesible.
  2. Configuración rápida: La configuración de un alojamiento compartido es fácil y rápido, pues normalmente ya viene todo preparado. La mayoría viene con cPanel, que es muy fácil de manejar.
  3. Soporte rápido: Como los problemas en un alojamiento compartido no suele ser complicados, ya están vistos y controlados. Por eso, el soporte en estos alojamientos suelen ser rápidos al solucionar un problema, lo cual es un plus tener a alguien siempre dispuesto a ayudarnos y que nos puedan solucionar nuestro problema en la brevedad.
  4. Probar no sale caro: Por 10 dólares al mes, hacer una prueba con este alojamiento no tiene mucha pérdida. Si es lo que buscábamos, seguimos con nuestra suscripción, y si no, simplemente desvinculamos la tarjeta para que no se vuelva a realizar el pago para el próximo mes.

Si tienes una página web que no recibe demasiadas visitas al día (digamos, menos de 2500), el alojamiento compartido es la mejor opción.